El origen del nuevo concepto de fumador tradicional

Durante las últimas décadas la sociedad ha instaurado diferentes visiones de la idea de tabaquismo. Aunque fumar se consideraba un hábito agradable en los años 60, fue a partir de entonces cuando el concepto comenzó a experimentar una evolución gradualmente negativa, hasta llegar a tratarse como una adicción en los 90. Desde entonces todo fumador tradicional ha sido visto como un irresponsable que ahoga a los demás con el desagradable humo de su cigarro, maltratando su salud y la de todos aquellos que lo rodean.  Tras años de estancamiento, percibimos que la concepción del fumador y del mundo que lo envuelve está evolucionando positivamente ¿A qué se debe esta transformación? 

Sigue leyendo