¿Temes la llegada de la primavera?

Los ácaros son esos diminutos insectos que viven en el polvo de nuestros hogares y prácticamente en todos los lugares. No pican, pero muchas personas son alérgicas a ellos. Aunque están presentes durante todo el año, aumentan con la llegada de la primavera ya que hay mayor cantidad de polvo acompañada de la floración de las plantas.

Para evitar los molestos efectos de los ácaros, queremos darte unos consejos aprovechando el cambio de estación para que organices una limpieza en profundidad y sobrelleves los efectos de la primavera.

La clave es la organización

Para empezar, es importante tener presente la necesidad de ventilar el habitáculo periódicamente, de modo que se aireen los elementos acumulados en el lugar. Una ventilación cruzada sería la ideal para que el aire circule y limpie la atmósfera del hogar.

Lo más cómodo es ordenar la limpieza por zonas, empezando por aquellas que no se limpian diariamente porque serán las que más tiempo y trabajo requerirán. Comienza por las áreas altas para que el polvo caiga y sea recogido después.

Separa y organiza aquello que utilizas y deshazte de lo que ya no necesitas. Puedes regalarlo a otras personas a las que esos objetos pueden serle útiles. No olvides de limpiar las esquinas después de liberar espacio para que este luzca más armonioso.

Al emprender la limpieza, considera qué productos vas a utilizar. Tienes a tu disposición materiales naturales, como el vinagre, aceite, bicarbonato de sodio, sal y limón, que son la base de una limpieza ecológica y se encuentran fácilmente en todas las casas. Por otro lado, si te decantas por los productos químicos, ten cuidado y sigue las instrucciones indicadas.

No te olvides de los techos ni los zócalos. Lo más sencillo es utilizar un aspirador para dejarlos libres de las posibles acumulaciones de polvo. El jabón neutro diluido en agua es muy eficaz para dejar las puertas impecables y puedes ayudarte con un cepillo de dientes en las zonas estrechas. Luego solo tendrás que aclararlas con agua y secarlas con un paño.

Para la suciedad acumulada en los interruptores y enchufes utiliza un paño húmedo (teniendo cuidado con la corriente eléctrica). Si queda alguna mancha que se resista puedes frotarla con algodón bañado en alcohol.

En los cristales, tanto los de las ventanas como las mesas y los espejos, puedes utilizar un remedio casero mezclando vinagre y agua. Aplicándolo con un pulverizador su limpieza se convertirá en una tarea sencilla. Después, bastará con secarlo todo con papel de periódico. No olvides repasar las persianas y los marcos de las ventanas que al estar en contacto con el exterior son un importante foco de acumulación de polvos y, por tanto, ácaros.

En los suelos de madera utiliza una mopa y un paño húmedo para las manchas, ya que al ser un material delicado debemos tener especial cuidado para no rallarlo.

Llegado el momento, necesitaremos un aspirador para los sofás, insistiendo en los reposabrazos y en el asiento. Si puedes, retira los cojines para aspirar el armazón.

En el caso de que encuentres una mancha, puedes tratarla con amoniaco o espuma seca. Si la mancha es de grasa, puedes aplicar polvos de talco y dejarlos actuar durante unas horas.

Limpia con cuidado las lámparas y las bombillas con una esponja húmeda. Una buena opción para la primavera, es renovar las cortinas, alfombras y plantas optando por algo más fresco y primaveral.

Prepara la cama para los meses venideros. Dale la vuelta al colchón, pasa bien el aspirador para eliminar todos los ácaros y limpia las sábanas en agua caliente. Ya puedes guardar los nórdicos hasta el año que viene, pero antes de recogerlos en el armario, lo recomendable es que los laves.

El cambio de la ropa de temporada es el mejor momento para limpiar los armarios y dejar un toque de lavanda para perfumarlos y ahuyentar a los insectos.

Dale un toque fresco al cuarto de baño cambiando las toallas por unas de tonos claros, adornándolo con detalles aromáticos y ramos silvestres.

Pasar el aspirador con regularidad, quitar el polvo y una ventilación adecuada ayudarán a superar con éxito los efectos de la alergia.

Y tú, ¿a qué esperas para planificar tu calendario de limpieza?

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *